Remedios naturales para evitar los vómitos

ESTE DIA, con una gran variedad de alimentos para elegir, las personas con alergias o intolerancias alimentarias son más habituales. No siempre se puede considerar la calidad y la higiene de los alimentos que se sirven. Las bacterias, los gérmenes o los microorganismos que el ojo humano no puede ver pueden actuar como desencadenantes y causar muchos síntomas, como malestar estomacal y vómitos. En la mayoría de los casos, no podemos dejar de vomitar. Esto sucede como una reacción refleja.

Cuando el cuerpo ingiere algo que no quiere o está contaminado, el sistema inmunológico lo obliga a vomitar o expulsar el material no digerido. El vómito es un signo de enfermedad grave. Esto provoca vómitos. Algunos cambios en el cuerpo suelen ir acompañados de vómitos. Tiene la capacidad de producir sudor y aumentar el ritmo cardíaco.

Come comida chatarra y productos horneados.

Las galletas secas, como las gaseosas o las galletas saladas, son buenos remedios para los vómitos. Se supone que ayudan a la absorción del ácido estomacal. Para reducir los vómitos, considere comer algunas galletas. Algunos alimentos chatarra para comer cuando se está recuperando de un virus estomacal son el pan seco y el arroz blanco. Evite comer alimentos salados, picantes o grasosos que puedan causar malestar estomacal. También es importante seguir bebiendo suficiente agua para prevenir la deshidratación cuando comience a comer alimentos sólidos.

Agua salada

Porque los vómitos pueden causar un desequilibrio de minerales en el cuerpo. Estas sustancias pueden ser sodio o potasio. Beber la cantidad correcta de sal: la sal en el agua puede hacer que estos niveles vuelvan a la normalidad para que el cuerpo funcione correctamente. La solución a este problema evita que el cuerpo se dañe y se debilite. Actúa como un electrol natural.

jengibre para las nauseas

El jengibre ha sido conocido durante mucho tiempo por sus propiedades medicinales, especialmente como anti-vómitos y ayuda digestiva. Se ha demostrado que el jengibre es eficaz para reducir los vómitos inducidos por la quimioterapia. Si quiere ver si el jengibre ayuda, puede hacer té de jengibre o agregar jengibre fresco al agua caliente. También se puede usar jengibre en varias formas, como seco, en conserva o en polvo.

Té de menta

El té de menta y el aroma del aceite esencial de menta pueden ayudar a aliviar los vómitos. La menta es un antiguo remedio para las náuseas, e inhalar el aceite esencial de esta maravillosa hierba puede ser terapéutico. Comer pastillas de aceite de menta o masticar caramelos de aceite de menta es útil porque los investigadores y los médicos creen que relaja los músculos del estómago y previene el estrés excesivo. Se ha demostrado que el té de menta, además de masticar hojas frescas de menta, alivia los síntomas estomacales. Si su vómito es causado por el estrés, puede sustituir el aceite esencial de lavanda por aceite esencial de menta. El aceite de lavanda tiene un efecto calmante inmediato y elimina las náuseas del cerebro. También puede usar una almohada con aroma a lavanda o un rocío corporal de lavanda antes de acostarse.

Limón

Los limones y el jugo de limón también pueden ayudar a aliviar los vómitos. El ácido cítrico produce bicarbonato en el estómago, lo que ayuda a aliviar la indigestión. Simplemente mezcle el jugo de limón y la sal en una taza de agua tibia y revuelva. El sabor ácido también distrae tu cerebro de los pensamientos que provocan náuseas. Si no puede soportar el sabor del limón en su bebida, el saborizante de limón puede ayudar.

Piensa en tu respiración

A veces, todo lo que se necesita para aliviar la incomodidad de una enfermedad es cambiar su enfoque a otra cosa. La meditación o la respiración profunda pueden reducir esto y también pueden ayudar a reducir los vómitos. Tomar drogas siempre ha sido una forma de salir adelante, especialmente cuando te sientes presionado o afectado. Trate de sentarse derecho; No cierre los ojos ya que esto puede causar mareos. Inhale lenta y profundamente por la nariz, sostenga durante dos o tres segundos y exhale. Repita este proceso varias veces. Verás un cambio.

Mantente hidratado

Cuando está vomitando, puede ser difícil comer o beber algo, incluso agua. Esto es especialmente importante si experimenta náuseas debido al calor o la humedad extremos. Básicamente, las náuseas y los vómitos son los dos síntomas más comunes de la fiebre. Beba agua fría poco a poco. Demasiada agua que se digiere demasiado rápido puede causar vómitos. Toma bebidas alcohólicas, especialmente aquellas con electrolitos. Además del agua, los refrescos pueden ayudar a reemplazar vitaminas importantes que puede haber perdido al vomitar. Puede intentar beber bebidas de potasio y sodio. Estos son algunos de los electrolitos más complejos del cuerpo. Suelen perderse cuando el cuerpo vomita.